lunes, 23 de febrero de 2015

Página 2.


-¿Ya estabas pensando otra vez en Álvaro?-Preguntó Ali
-¿Eh? Que va tía... Estaba...
-No, no, que ahora le gusta David - Exclamó Ana
-¡Buahhhh! Que no, sois pesadas, ¿eh, majas?-Les grité.
-Tú misma lo has dicho antes-Replicó Bea
-No tia... Yo he dicho que es mono, nada más.
-Oye, pero que si quieres yo te puedo juntar con el, que juega con mi hermano al fútbol y parece que se llevan bien-Añadió Laura.
Miré a Raquel, no le agradaba ni lo mas mínimo la conversación.
-Paso tía....
-¿Lo ves? Te sigue gustando Álvaro.
-¿Que parte del no, no entiendes, maja?
-Buah, dejadlo ya-Exclamó Raquel.-Hablemos de las vacaciones de Navidad, ¿a donde vamos a ir?
-Yo había pensado quedarnos aquí, en Madrid, alquilar un piso para las 7 y pegarnos cada fiesta... -Dijo Clara.
-Yo tengo que ir con mi madre... Osea, que no creo.-Dije yo
-Tías, hasta mañana-Añadí nada más llegar al portal de mi piso.
-¡Adióoos!-Exclamaron todas.

Abrí la puerta del portal y entré. Le di al botón del ascensor y esperé a que llegara.

Cuando este se abrió, de su interior salió Javi, el vecino del sexto, que salía a correr, como siempre.
-¡Hola!-Añadió después de esbozar una sonrisa.
-Hola.-Le respondí.
Y este salio trotando del portal. Javi tenía 23 años, estaba en el grupo de mi hermano.

Subí al ascensor.

Tocaban algo que llamaban Oi!
Mi hermano, Andrew, siempre ha tenido gustos raros para todo.

Se abrió el ascensor en mi piso.
Abrí y entré gritando:
-¡Buenas familia!
No obtuve respuesta.
Miré en la encimera del recibidor, era una nota de mi padre que decía:
-He salido a ver a tu tía, esta noche vuelvo, hay pizza en la encimera.

Que manía de escribir notitas, con lo fácil que es mandar un whatsapp.
Dejé la mochila y me dirigí hacia el salón, me quité la chaqueta y cogi en brazos a mi gata, de ahí me dirigí hacia la cocina.
Abrí la caja de la pizza y corte un par de trozos.
Dejé bajar a la gata y ella misma se subió a la encimera, se sentó y se quedó mirándome.
Le sonreí y acaricie su cabecita.

Puse los trozos de pizza en un plato y lo metí en el microondas.

Mientras esperaba, cogí el móvil y abrí whatsapp, estaban mis amigas hablando por un grupo y los de clase por otro.
Abrí el chat de Álvaro, nuestra última conversación era demasiado triste como pa querer recordarla, llevábamos un mes sin hablar... Desde que lo dejamos ya ni nos miramos en clase.
Miré su última conexión, a las dos y media, osea se, hace un minuto.
Sonó el microondas. Dejé el móvil sobre la mesa de la cocina y cogí el plato, pillé una cocacola del frigo y fui al salón.
Encendí la tele y puse los simpsons. me senté y justo en ese momento sonó un whatsapp, no eran estas hablando por el grupo.. Que raro.
Fui a por el móvil, lo desbloquee y abrí whatsapp. Era David.
"Buenas tardes" decía.
Es extraño esto... Como este Laura detrás de esto la mato..
"Hola" le respondí yo mientras volvía al salón.
Bloquee el móvil y lo deje en la mesa mientras me sentaba.
En ese momento volvió a sonar el whatsapp.
Pasé de él. Me dispuse a empezar a comer y volvió a sonar.
¡Que pesao! exclame en alto.
Cogí el móvil, lo desbloquee y era otra vez el.
David:"Que tal?" "Preciosa"
No... no me jodas tío. Empecé a reírme en alto.
-Yo"Bien bien y tu?" le contesté.
D:"Bastante bien" Me contestó al segundo.
D:"Que haces hoy?"
Alalaaaaa este va a saco.
Y:"Estudiar, no se, vamos, como lo que tendrías que hacer tu"
D:"Que opinas si quedas un rato conmigo y luego estudias?"
Y:"No, estudias tu también entonces"
D:"Me parece muy bien"
Y:"Va, a que hora quedamos"
D:"Pues, cuando te de por bajar, estoy en tu portal"
Me empecé a reír en alto.
Y:"Que dicesss"
D:"Que si baja"
Y:"No, tengo que comer, sube tu"
Me dirigí hacia el telefonillo y le abri la puerta de abajo. Abrí la principal y me volví al salón. Le di un mordisco a la pizza y sonó otra vez el whatsapp.
D;"¿Que piso era?"
Y:"El quinto A"
Le di un segundo mordisco y en ese momento apareció David por la puerta.

Capitulo 1. Página 1.

Y ahí estaba él, sentado en un banco junto a sus amigos, algo mas distante de lo normal.

-Tía- Me gritó Ana.
Ana era una de mis mejores amigas.
-¿Si?- Le respondí-¿qué pasa?
-No te hagas la tonta...Le estabas mirando.
-Que va, que va. Estaba mirando a David.
-¡Uyyyy!- Gritaron todas de repente como si tuvieran un radar para identificar la parte mas interesante de cada conversación.
-¿Que pasa? ¿Eh? ¿Te gusta?-Preguntó Alicia.
-No no, es mono, na mas.
-Ya, claro- Añadió Raquel.

Sabiendo que a Raquel le gustaba David desde primer curso, no tenía nada más que soltar su nombre...

Bueno, ahora que se han perdido ellas hablando de la quedada del viernes, os voy a hablar un poco de mi entorno, soy Coral, una chica de cuarto de la ESO, con sus típicas amigas, sus líos tontos con los estudios y su complicada relación con los chicos.
Y de amigas... Os podría hablar de Bea que la conozco desde segundo, pero que como si fuera de toda la vida, o de Ana y Laura, que nos conocemos desde que empezamos la ESO, y de Raquel y Alicia que las conozco desde que tengo uso de razón.
-¡Eyy!, ¡Coral!-Gritaba Bea mientras me zarandeaba-Vuelve.