lunes, 27 de abril de 2015

Capítulo 2. Página 12.

-Bueno tios, en un rato vuelvo-Dijo David-Que voy a llevar a Coral a casa-Siguió diciendo.
-Joder tronco, pues encantado-Dijo Vicente.

Es el chico que de primeras peor me ha caído, pero en verdad es el único que se ha presentado.

-Igualmente-Dije mirando hacia el.

Salimos con David del chamizo.

Montó en la moto y me pasó el casco. Me le puse. Me monté yo también. 
Abracé a David y este arrancó.

En un rato, después de pasar tanto monte y luego tanto edificio llegamos a mi piso.
David frenó.
Me bajé de la moto, me quite el casco y se lo di.
Me acerqué a él y le besé.
-Me lo he pasado muy bien-Le dije.
-Ya.. Y por eso te has querido ir.
-Em... Llevo todo el día fuera de casa.
-¿Y que mas dará?
-Pues lo da...
-Claro Coral... Lo que tu digas.
-Em vale...
-Ea, adiós-Dijo acelerando.

Me quede un momento en shock. ¿Que acababa de pasar?
Al fin reaccione, saque las llaves del portal y empecé a abrir. Eche a llorar.
Me senté en las escaleras.

Un rato después se abrió la puerta del portal, me seque las lágrimas y me levante.
-¿Coral? ¿Estas bien?-Era una voz de chico.
Me giré un poco para ver quien era. Era Javi.
-Si, perfectamente.
-Mentirosa.
Eché a llorar otra vez.
-Ven anda-Dijo Javi sentándose en las escaleras.
Me acerqué y me senté.
-¿Me quieres contar?
-No es nada... Es una tonteria.
-Es una tonteria, pero estas llorando. -Ya... Bueno...
-No llores anda...-Dijo limpiandome la lagrima que caía-Ven aquí-Añadio extendiendo los brazos.
Le abracé.
Al rato me separé.
-¿Ya estas mejor?
-En verdad si, gracias.
-No hay de que.
-Bueno, yo me subo-Dije levantandome.
-Si, yo igual.
Se levantó el también. Llamamos al ascensor y no tardo nada en venir


Entramos en el ascensor. Pulse el 5 para subir a mi piso. Estuvimos un rato en silencio.

martes, 21 de abril de 2015

Página 11

Mientras en el otro sofá unos chicos se estaban peleando por la play, una de las chicas estaba liándose un porro y la otra con el móvil.
David seguía sin volver...
El que si volvió era Vicente con las cervezas, las fue repartiendo y dejó una en el sitio de David.
-¿Y este?-Pregunto mirando el sitio de David.
-Ni idea...
Justo entró David.
-Hablando del rey de Roma-Gritó Vicente.
David echó a reír. Me encantaba su risa, era contagiosa.

Sonreí.

Se sentó a mi lado, me dio un beso y susurro 'te quiero pelirroja'

Se separó y abrió la lata de cerveza, dio un trago y la dejó.

Cada uni estaba a su rollo, Vicente y otros chicos atentos a la play, las dos chicas cads una a su movil, y david y yo cada dos por tres liandonos.

Vicente levantó la cerveza, miró a su alrededor y gritó;
-Por David y Coral.

Me sonroje. Que vergüenza.

Los demás imitaron a Vicente.
Bebimos todos.
-¡Beeeesooo! ¡Beeeesoooo!-Gritaron las chicas seguidas por los demas.
David y yo nos miramos, sonreímos y nos dimos un beso.
-¡Oooohh!-Gritó la rubia.
-Oye Coral, danos tu whatsapp-Dijo una de las chicas.
Empecé a dictarlas.
-Vale, gracias.

Saqué el movil para mirar la hora. Las cinco. Se me habia pasado media mañana. Tenia 4 llamadas perdidas de mi padre y 8 de Andrew.
Me acurruque mas a David.
-David-Le susurre.
-¿Si? me dijo.
-¿Me puedes bajar a casa?
¿Por?-Seguimos susurrando.
-Llevo todo el día fuera, y aparte, poco pinto aquí.
-Anda joe...-Refunfuño.
-Porfavor.
-Vale joe.

David se levantó del sofá y tras el me levante yo.

jueves, 16 de abril de 2015

Página 10.


-No... no lo habías echo.
-Bueno, y que te pasa.
-Nada... ¿no me ves bien?
-Estabas llorando, y sigues...
-Pfff... Cosas que pasan.
-¿No me vas a contar no?
Resople.
Pues... -Empecé diciendo.
Le conté como lo dejamos con Álvaro y porque.

-Ostia...Vaya cabrón-Dijo-Pero no pienses en ese, que es pasado.
-Ya pero..
-Si, es difícil, lo se, pero no hay más. Ahora estas con David ¿no?
-Que va.
-Oh vaya... Bueno, te aseguro que es cuestión de tiempo, si te ha presentado al grupo será porque te veremos mucho.

Reí.

-Que va, no creo... Añadí.
-Que si tonta, verás. Pero tchs, yo no he dicho nada.

En ese momento salieron todos.
Se me acercó David.

-¿Estas mejor pequeña?
-Si-rei-Tranqui ais.
-Ven anda-Me ayudó a levantarme y me besó.
-¿Bajamos al refugio?-Pregunto una de las chicas-Esta empezando a refrescar.
-Venga va-Respondieron la mayoría.
David me dio la mano y fuimos hacia la moto. Me dio su casco que me lo puse antes de que el me dijera nada y me subí.
Le abracé. Y arrancó detrás de los demás.

Cerré los ojos, me encantaba sentir el viento.
Tardamos menos de lo qjee me imaginaba en llegar.
David frenó y se bajó, bajé tras el. Me quite el casco mientras entrabamos dentro.

-Ven siéntate donde quieras-Me dijo David -Yo ahora vengo.

Me senté en el mismo sitio que antes. En ese momento llegaron todos, fueron entrando y se fueron sentando.

-¿Una birra?-Preguntó Vicente.
'Claro' o 'Si por favor' fueron respondiendo los demás.
-Y tu Coral?-Volvió a preguntar él.
-Vale.
Se levantó del sofá y se dirigió al frigo.

viernes, 10 de abril de 2015

Página 9.


Mientras él conducía, le abracé aun mas fuerte. Cerré los ojos, sintiendo el aire frio de invierno bajo mi piel.

De repente David frenó y al momento oí llegar a los demás.
Abrí los ojos.
Estabamos frente a una casa abandonada.
David se bajó de la moto, al igual que los demás.
-¡Vamos!-Gritó el chico pesado.

Me quite el casco.
-¿Y esto?-Le pregunté a David.
Dejé el casco sobre la moto y me bajé.
-Ven-Dijo extendiendome la mano.
Se la di y me abrazó, me dio un beso suave.
-Ui! David-Grito de fondo una de las chicas.
-¡Que bonitooo!-Añadió un chico.

Entramos dentro de la casa abandonada, al lado de la entrada habian bates de béisbol y martillos.
-Pilla uno-Dijo la chica rubia.

Tardé en reaccionar, pero al fin cogi un bate.
-Mmm, te sienta muy bien-Dijo David acercándose mas a mi.
Me dio otro beso y me agarró de la mano.

David cogió un martillo, al igual que la rubia y otro chico. Se fueron distribuyendo por las habitaciones.
-A ver pelirroja, te explico, pillas el bate, piensas en alguien que te caiga mal y le das a lo primero que pilles. que no sea uno de nosotros claro.
-¡Que luego salgo yo damnificado!-Gritó David.
Echaron todos a reir.
-¿Que pasó?-Pregunte.
-El bruto de Pablo me rompió un brazo a lo tonto.
-Joder-Exclame.
-Bueno.. ¿Lo has entendido pelirroja?
-Si si, tonta no soy.
-Pues...3...-Eché un vistazo a todos mientras David contaba, edtaban ansiosos-2...1....¡Dadle!-Gritó.
Entre gritos todos empezaron a darle a las paredes o al primer mueble que pillaran.


Cerré los ojos. Respire hondo. Pensé en Alvaro y con toda la rabia que aun conservaba hacia él, le di a un armario. Volví a abrir los ojos y miré a David, me estaba mirando, eché a reir.

Volví a cerrar los ojos, respire hondo y volvi a pensar en Álvaro, pero esta vez la rabia no vino sola. Eche a llorar.
David que aún seguia mirandome se acercó a mi. Y los dos chicos que seguian en la misma habitación también.
-¿Que te pasa peque?-Pregunto David.
-No... Nada... Ha sido una tonteria-Dije secandome las lágrimas.

-¿Quieres que nos vayamos?-Pregunto uno de los chicos.
-No... no...
-Que no importa eh-Dijo el otro chico-¡Venga gente, nos vamos!-Añadió.
Este mismo sacó un pañuelo y me lo ofreció.
-Toma Coral.
-Gracias-añadí.
Vinieron los demás y se acercaron a donde estaba yo.
-Que pasa?-Pregunto una de las chicas.
-¿Estas bien?-Preguntó la otra.
-Si, si-Dije aun llorando.
-No.. no lo estas-Replicó esta misma chica acercandose aun mas-Ven anda-Dijo llevandome fuera-Cuéntame.

-No... Da igual...
-¿No me vas a contar?
-Es que...-Replique.
-Es que, ¿que?
-No es nada...
-Bueno vale, relajate un poco y cuando creas entras.

Se fue alejando la chica y entro dentro.
Me sente en el suelo, seguí llorando. Al rato empecé a arrancar la hierba.
-No deberias haberte sentado, esta mojado-Era una voz masculina, no me giré para ver quien era, me daba absolutamente igual.
No hice ni caso, y seguí a lo mio.
Se sentó a mi lado. Era el chico cansino de antes.
-¿No estaba mojado?-Le dije.
Echo a reir.
-No importa, por cierto, soy Vicente, por si no me había presentado.

miércoles, 1 de abril de 2015

Página 8.

Se sentó en un sofá y me senté a su lado.
Pasó su brazo por detrás de mi cintura y me acercó a él.
Me dio un beso en la cabeza. Me acurruque en el.
Nos quedamos mirando a los dos chavales.
Al rato uno de ellos perdió la partida y después de un par se piques nos hicieron caso.
-¡Ui!, hola guapa-Dijo el chico más alto.
-¡Oye!- Dijo el chaval de su vera- Tss- añadió y se cruzó de brazos.
-Tonto celoso-Dijo el chico alto mientras le besaba.
-¡Que monis!-Exclamé en bajito.
-¿A que si?-Me respondió David- Quiero que seamos así.
-¿Quieres que sea un chico?- Le pregunté.
-¡Nooooo!-Dijo David y echó a reír.
Reí con el.
Al rato se oyó abrir la puerta de fuera y entraron tres chicos y dos chicas más.
-¡Eeeeyyy!-Gritó un chaval.
-Buenas-Dijo David.
Los dos chavales se separaron.
-¡Eyyy!-Dijeron los dos.
Los chavales pillaron sitio en el sofá.
Uno de ellos se sentó a mi vera y pasó su brazo por mi hombro y exclamó:
-Hola guapa, ¿cómo te llamas?
Miré a David, le estaba mirando con cara de asco.
-Me llamo Coral.
-Mmm, que nombre tan bonito- Siguió diciendo el chaval.
Me acerqué a David.
-Oye, tío, déjala- Dijo David apartando el brazo del chico.
-Eh... Vale, vale- Le chilló a David-Luego seguimos hablando, preciosa-Me susurró.
Me acurruqué aun más a David.
Pasó su brazo por mi cintura, y apoyé mi cabeza en su hombro.
-¿Y que vamos a hacer hoy?-Preguntó una chica rubia.
-Pues...¿Lo de todos los días?-Respondió uno de los chicos homosexuales de antes.
-Pfff no, que encima tenemos una invitada eh David-Añadió una chica conjuntada de azul.
-¿Que hacéis todos los dias?-Le susurré a David.
-Ahora verás-Me respondió-Venga que no, vamos a hacer lo de siempre.

-¿Seguro?-Preguntó un chico.
-¡Venga entonces!-Gritó la rubia.
Se levantaron todos del sofá y yo detrás de ellos.
-¿Habéis venido todos con la moto?-Preguntó David.
-Que va, Pablo y Amanda han venido en la de él-Gritó el chaval pesado de antes.
Rieron todos.
Se acercó David a su moto y subió.
-Sube pequeña-Me dijo dándome el casco.
Lo cogí y me lo puse. Me subí a la moto y me agarré de David.
-¿Ya estamos?-Gritó alguien.
-Sí-Dijo David, seguido por los demás.
-Pues vámonos-Añadió ese mismo.
Cerré los ojos y esperé a que David arrancara. Se oyó arrancar a unas 6 motos. 
-¿Lista?-Dijo David.
-Sí, supongo-Contesté.
-Si quieres nos vamos solos.
-No,no.
-Pues vayámonos, entonces.
David arrancó. Me contuve el chillido.